top of page

c.a.m.i.n.a.r.

2020

Video processing (still)

      Caminar parece indicar algo obvio y redundante. El tiempo como sucesión de pasos. Pero caminar implica mucho más. En lo personal ante la pregunta ¿Qué significa caminar?, respondo: es una forma de estar en el mundo. Ya que siento que estar vivo es estar en movimiento, que vivir es un verbo que convoca a los demás verbos, a las diferentes acciones.

 

        “Caminar es una forma de pensar vacilante, humilde. Comporta tomar decisiones con la mente y con el pie. Es un dibujar interior, tan frágil como estar vivo”, dice Clara Gari.[1]

         Paso a paso, minuto a minuto cuando nada parece cambiar, nos damos cuenta que en un santiamén nuestras vidas ya no son las mismas. Nuestros caminos toman un giro inesperado. Nos encontramos caminando rápido, alterado, ofuscado, acelerado, externo, otras veces lentos o lo que yo llamaría un caminar reflexivo, intenso, emocional, interno.

       Caminar, andar, deriva, desvío de la nave de su verdadero rumbo. Un recorrido no solo de un espacio físico, sino también uno virtual, los caminos de la mente, las búsquedas de respuestas y sino antes de preguntas, que nos sacan a caminar.  He aquí los caminos del aprendizaje, de la enseñanza. Manifiesta F. Jeremy “… no sólo las preguntas que nos poseen nos dirigen hacia, dentro de una búsqueda, sino que también abren la posibilidad, traen consigo el potencial de apertura, …”. [2]

 

[1] Jeremy, Fernando: Tómate un paseo por el lado oscuro del camino. Prologo Mariela Yeregui, epilogo Gabriela Golder, ilustraciones Juliana Manarino, traducido por Manuel Bernardo Vargas Recalde, Pág. 9

[2] Ídem. Página 60.

bottom of page